Estrategia empresarial de control de la gestión financiera (presupuesto)
9 junio, 2019
Pagina en construcción
20 junio, 2019
Ver todo

EMPRENDIMIENTO NARANJA ¿QUÉ ES LA ECONOMIA NARANJA?

¿A qué nos referimos cuando hablamos de la economía naranja? El BID la definió en el 2013 como “el conjunto de actividades que de manera encadenada permiten que las ideas se transformen en bienes y servicios culturales”.
Es aquel sector de la economía que tiene “el talento y la creatividad como insumos principales”. La economía naranja nos beneficia, pues contribuye a generar riqueza y valor, originar empleos, y a crear un impacto social.

América Latina y el Caribe.

América Latina y el Caribe ha logrado que su cultura se conozca en muchos rincones del planeta. Las creatividades artística, gastronómica, musical y literaria han superado las fronteras y deleitado a personas del mundo entero. Y más allá de la innegable fortaleza de estos tipos de creatividad, también las hay científica y económica que se han manifestado a través de distintos inventos. La economia naranja es precisamente el motor que mueve a la creatividad cultural en el emprendimiento como fuente de riquezas economica, social y abiental.

Digitalización y emprendimiento.

Debido al creciente peso de la economía digital, las industrias creativas y culturales están cada vez más ligadas a internet, en donde la creación y la distribución entre productores y consumidores han diluido las fronteras.
En años recientes hemos visto un auge de las empresas tecnológicas que, con el emprendimiento como base, alcanzan a públicos de todo el mundo. En América Latina y el Caribe, empresas como MercadoLibre, Crystal Lagoons, Globant y OLX son algunas de las más conocidas y exitosas. Como crean millones de empleos,
incrementan el atractivo de las ciudades y favorecen la calidad de vida, ellas pueden convertirse en nodos estratégicos para las economías nacionales y regionales.

La creatividad funcionará como un antídoto contra la invasión de los robots.

Cada vez más avanzamos hacia una economía más automatizada, con lo que las industrias emplean ahora menos personas en las labores de fabricación directa. Sabemos que muchos empleos desaparecerán y que otros serán sustituidos por los computadores. Hace poco se pensaba aún que solo los trabajos más automáticos el obrero que aprieta tuercas ocho horas diarias o el del ensamblador que coloca las cabezas a miles de muñecas de plástico se desvanecerían. Pero hoy sabemos que el trabajo automático afectará igual a quienes desempeñan tareas más complejas: conducir un automóvil, llevar la contabilidad de una empresa o incluso comprar y vender acciones bursátiles, son algunas de las tantas habilidades que corren el riesgo de ser sustituidas por el trabajo de robots, máquinas y programas computacionales. O por impresoras 3-D, que masifican la manufactura.

La economia creativas y su impacto en el mundo

Algunas de las ciudades más competitivas del mundo entienden el valor económico de las industrias creativas. En Los Ángeles, California, la economía creativa brinda trabajo a 759.000 personas (uno de cada seis habitantes de la urbe). El valor de este mundo económico –que incluye a Hollywood, el polo cinematográfico más importante del planeta– asciende a 190.000 millones de dólares, y representa 13,7% del PIB bruto regional. Un poco más al norte, en Silicon Valley, la creatividad aplicada a la tecnología ha instaurado, más que una industria, un ecosistema donde los inversionistas, emprendedores y empresas de todos los tamaños innovan de manera constante para concebir productos tecnológicos de alcance mundial. Según las investigaciones de Arun Rao y Piero Scaruffi, Silicon
Valley ha creado más riqueza que cualquier otro sitio en la historia económica del mundo. Esa riqueza ha servido para desarrollar un ecosistema de innovación en el que ideas y productos capaces de transformar el mundo se conciben, financian y desarrollan. Hoy, la enorme riqueza de Silicon Valley no proviene de las fábricas ni de las minas, sino de un recurso más valioso que el oro o el petróleo: la creatividad de sus emprendedores, diseñadores e ingenieros.
En algunos países de América Latina y el Caribe como Argentina, México, Brasil, Chile y Colombia, los gobiernos han hecho esfuerzos por facilitar las industrias creativas y culturales y el ecosistema de innovación, las cifras de la región nos muestran que aún hay mucho por hacer.  Apenas 1,77% de las exportaciones de bienes creativos mundiales se origina en América Latina.  Y de ese total, 64% se envía a las economías desarrolladas.

Finalmente.

Concluyo diciendo que la economia naranja (economia creativa) permite que la Región de América Latina y El Caribe pueda desarrollar una economia sostenible y creciente frenta a los paises desarrollado e indutralizado, la Región no puede competir con la economia de esas grandes naciones ni tiene la infraestructura, América Latina y El Caribe es un mercado de consumo para esas naciones, la economia creativa abre una brecha de oportunidad para generar riquezas a partir del arte y la cultura.
Fuente: Emprender un futuro naranja BID.

Comments are closed.

WhatsApp chat Mas info aqui!